LOVE GREEN, LOVE FOOD

jueves, enero 12, 2017



Que los niños lleven al colegio fruta para celebrar sus cumpleaños en vez de chuches, puede resultar extraño y hasta utópico en nuestro entorno y eso mismo pensaron Alejandra y Noelia cuando llegaron a Suecia, donde vivieron unos años por cuestiones laborales de sus respectivos maridos, y donde forjaron una sólida amistad así como un proyecto apasionante.

“Ambas somos madres de familia numerosa y desde el principio nos sentimos muy atraídas por el concepto Healthy Food sueco. Veíamos conductas en el día a día que nos fascinaban, como el hecho de que en el supermercado puedas coger piezas de fruta de forma gratuita para que los niños las vayan consumiendo mientras haces la compra”







Llegaron a tierras escandinavas en pleno auge de la corriente “Raw”, que consiste en tomar los alimentos en crudo o cocinados a menos de 40º y descubrieron un concepto de alimentación muy diferente pero a la vez muy atractivo y saludable, así que se pusieron a investigar y profundizar más en este concepto, tanto que Noelia trabajó durante 3 meses, sin salario, en la cocina de un restaurante “Raw” para aprender más sobre esta filosofía.

Su objetivo, sin duda, era quedarse con lo mejor del concepto de alimentación nórdico y adaptarlo a una dieta mediterránea saludable.

“No hay dieta o concepto de alimentación perfecto, simplemente creemos en la búsqueda del equilibrio y de sentirse a gusto con uno mismo a la par que saludable” nos cuenta Noelia, con la que hoy hemos compartido mesa vía Facetime, ¡Bendita tecnología!






Love Green, Love Food es un proyecto “on line” cuyo objetivo es enseñarnos cómo emprender una nueva forma de vida, desde y a través de un cambio en nuestra forma de alimentarnos. Consejos, recetas, sesiones de coaching y formación específica, son algunas de las cosas que podemos encontrar en esta preciosa web, hecha con muchos y muy buenos conocimientos pero también con muchísimo estilo.

Hoy, mientras nos cuentan su experiencia, nos obsequian con un aperitivo delicioso, Green Smoothie, Shushi vegetal, Hummus de remolacha, Panecitos de semillas y unas aguas de Limón y Menta y Frutos Rojos, todo absolutamente espectacular.

“Buscamos un concepto de alimentación saludable pero sin renunciar al sabor, ha de ser sano pero también estar rico” Nos comenta Alejandra, que hoy ha sido quién ha ejercido de anfitriona.





Nos cuentan, entre bromas, que no fue fácil convencer a su familia, los pequeños fueron los más dispuestos, pero ahora disfrutan todos de un nuevo estilo de vida, y ellos mismos comprueban los beneficios de este cambio, pues se sienten mucho mejor y además lo que comen está muy bueno.

“Proponemos pequeños cambios en nuestra dieta que, por desgracia ya de Mediterránea tiene poco, como utilizar la carne como guarnición de un plato principal de vegetales o moderar el consumo excesivo de azúcares y harinas excesivamente procesados”



La complicidad y conexión entre ambas es perfecta, la ilusión desbordarte con la que nos cuentan sus proyecto hace que acabemos rendidas ante tantos y tan buenos consejos sobre cómo podemos empezar a mejorar nuestro vida haciendo pequeños cambios en nuestra alimentación.  




Después de haber disfrutado de esta experiencia, estamos totalmente convencidos de que, sin lugar a dudas, SOMOS LO QUE COMEMOS.


You Might Also Like

0 comentarios

Like us on Facebook

Flickr Images

Subscribe