YA VIENEN LOS REYES

jueves, enero 05, 2017




Llegó esa mañana en la que, misteriosamente, en todos los hogares amanece mucho más temprano que cualquier día de fiesta. 
Los nervios no nos dejan descansar, demasiada emoción contenida, una ilusión desborda nuestras casas, porque, ciertamente, si hay una palabra que defina este día es esa, ILUSIÓN!.

Una ilusión que vivimos en nuestra infancia y que ahora lo hacemos de otra manera como adultos, pero al fin y al cabo seguimos disfrutando como cuando éramos niños o más, porque ahora nosotros somo quienes fomentamos esas emociones en nuestros pequeños.

Cuantos de nosotros no juraríamos haber visto en algún momento la sombra de Melchor, o haber escuchado a nuestros padres hablar con Gaspar y Baltasar en aquella noche en la que nuestros deseos se cumplieron. Y cuantos no recordaremos ese regalo, el regalo de nuestra vida, ese que nos hizo soñar y que nos colmó de felicidad, porque no era el regalo en sí, era todo lo que rodeaba a esos días, pura magia.

Ni siquiera pasó nunca cuestionarnos cómo eran capaces Sus Majestades de llegar a todas las casas en una noche, cómo podrían subir los camellos a cada piso y cómo lograban tomarse tantos vasos de leche, copas de champán y tantas galletas y turrones que les dejaban en cada hogar que visitaban. Bendita inocencia.




Lejos de cuestiones consumistas, lo mejor de este día es el reto de crear esa atmósfera única, esa mezcla de sensaciones que ninguno de nosotros podremos olvidar jamás, para que los más pequeños de casa sean quienes construyan con esos pequeños detalles lo que serán sus más bonitos recuerdos de infancia.

Por desgracia, la bendita inocencia también tiene su fecha de caducidad, así que cada día de Reyes que podamos disfrutar con ellos regalando ilusión, es nuestro mejor regalo.



"Al ver la estrella se llenaron de una inmensa alegría. 
Y entrando en la casa; vieron al niño con María su madre y, postrándose, le adoraron; abrieron sus tesoros y le ofrecieron presentes de oro, incienso y mirra." 

(Mateo, Capítulo II, Versículos 1-12)

You Might Also Like

0 comentarios

Like us on Facebook

Flickr Images

Subscribe