LO QUE DE VERDAD IMPORTA

jueves, febrero 16, 2017



Tener el Don de curar a quienes lo necesitan a tu alrededor.

Ese sería el sueño de cualquiera, evitar el dolor y el sufrimiento a quienes más queremos sería todo un sueño. Y todo un sueño es lo que la Fundación Aladina hace realidad por los niños que sufren esa maldita plaga llamada Cáncer.

En un momento de nuestra vida tuvimos la inmensa suerte de conocer este proyecto muy de cerca. Y sí, quizás penséis que la suerte sería que Aladina no tuviese que existir, pero por desgracia aún no tenemos ese don de curar a quienes lo necesitan, ni esa “vacuna” contra la puñetera y cruel enfermedad que en algún momento nos ha arrebatado a alguien querido.

Imaginad lo que es eso cuando se trata de un niño, cuando se trata de tu hijo, sobrino, nieto o del mejor amigo de tu hijo… 




Aladina es esperanza, aire fresco para esos niños que pasan meses de tratamiento sin salir de una habitación de hospital, en muchas ocasiones demasiado triste para ellos.

Su labor en los hospitales es absolutamente maravillosa e incluso va más allá de sus tiempos de hospitalización, dándoles la oportunidad de disfrutar de unas vacaciones, a la medida de sus circunstancias.

En 1988,  Paul Newman puso en marcha ese sueño en Barretstown, Irlanda, creando el primer campamento para niños con enfermedades graves, pero la discreta supervisión médica consigue que los pequeños disfruten de esa experiencia de una forma muy diferente, y a la vez puedan seguir con sus tratamientos.

Son cada vez más los niños españoles que pueden disfrutar de este planazo gracias a Aladina, quien costea íntegramente esas vacaciones tan especiales.

¿Y por qué os contamos todo esto? Porque este es el motivo de que The Healer (El Curandero), a la que se ha rebautizado en España como “Lo que de verdad importa” en honor a la fundación del mismo nombre, tomase forma y se convirtiese en esa película que ayer, en su preestreno, nos emocionó infinito.

Paco Arango disfruta haciendo cine, es una de sus pasiones, al igual que Aladina, así que siguiendo la estela de su predecesora, Maktub, sacó de su mágica y magistral chistera esta historia amable, dulce, llena de valores y de segundas oportunidades, pero sobre todo esperanzadora.

No os contamos más, porque ELLOS necesitan que vayáis al cine a verla, nuestros campeones necesitan de vuestra ayuda para poder disfrutar de un verano muy feliz, fuera de sus hospitales, disfrutando de lo que son, NIÑOS.


¡TODOS AL CINE! Es el mejor plan para este fin de semana.

Todos los beneficios, 100%, de “Lo que la verdad importa” serán destinados a cubrir los gastos de estancia en Barretstown, por lo que cuanto más recaudemos más niños podrán asistir.

You Might Also Like

0 comentarios

Like us on Facebook

Flickr Images

Subscribe