YO ME CUIDO. CAMBIANDO HÁBITOS.

lunes, marzo 20, 2017




Los grandes proyectos llevan sin duda una alta carga de ilusión y otra enorme de convicción, así que cuando comenzamos este apasionante reto de “Yo me cuido” teníamos muy claro que no sólo era un propósito personal ya que queríamos compartir con vosotros cada paso y cada hito que fuésemos consiguiendo y de paso animaros a que nos acompañaseis en este camino.

De todos estos pasos el más difícil, sin duda, es el de adquirir hábitos saludables y cambiar algunos que ya se han convertido en pura rutina pero que no son nada beneficiosos para nuestro bienestar.


CAMBIANDO HÁBITOS EN LA MESA

Es sin duda la parte que menos agradable de este proyecto, seguramente porque asociamos el concepto de comida saludable a comida aburrida y poco apetecible, pero eso no tiene por qué ser así con unos simples cambios en nuestra dieta.

Declara la guerra al azúcar

Tal y como te contamos en nuestro post ¿Azúcar?, no gracias, nos parece una de las medidas más importantes para nuestra salud.

Destierra el azúcar blanco de tu dieta, eso no significa que tengas que renunciar a darte algún capricho o dejar de disfrutar de un buen postre. Simplemente sustituye estos azúcares refinados por otro tipo de edulcorantes naturales como la Miel, que es una fuente inagotable de nutrientes o el Sirope de Agave
El Agave es la planta de la que se extrae el tequila, pero su savia natural es muy rica y contiene bajo índice glucémico. Una vez que lo descubráis no podréis vivir sin él.




Prescinde de harinas refinadas

Esta parte es más complicada ya que muchos de los productos básicos en nuestra cesta de la compra están elaborados con este tipo de harinas (pan, pastas, galletas… etc.). Nuestro consejo, intenta reducirlo en ciertos productos, por ejemplo en la elaboración de galletas, bizcochos etc. 

Apuesta por otro tipo de harinas ecológicas o integrales, hoy en día hay mucha oferta e incluso es fácil de conseguir en cualquier supermercado. 



Te animamos a que elabores estos productos de forma casera siempre serán más saludables y mucho más ricos, sin duda!

También puedes encontrar una amplia variedad de pastas y panes de espelta o trigo sarraceno en cualquier tienda "bio", mucho más ligeros y fáciles de digerir.

Da prioridad a Frutas y Verduras

5 raciones de frutas y verduras diarias son fundamentales en tu dieta y con un par de trucos, lo que te parece imposible, es muy fácil de conseguir. Incluso fuera de casa es más fácil de lo que piensas como puedes ver en nuestro post con ideas de almuerzos saludables, fáciles y perfectos para llevar (puedes leerlo aquí).

En contra de lo que normalmente hacemos, utiliza las proteínas (carne, pescado, huevos…) como guarnición y los vegetales como principal, y cuanto menos cocinados mucho más saludables (¿Sabías que los vegetales conservan todas sus propiedades intactas por debajo de los 40º de cocción?).




Evita pelar la fruta que puede ser ingerida con piel (manzana, pera, ciruela…etc) ya que en ésta residen gran parte de los nutrientes y es una gran fuente de fibra.

Prepárate un buen Smoothie diario, como los que te sugerimos en nuestro blog. Sólo necesitas una batidora y una buena combinación de sabores para poder conseguir una gran parte de esas cinco raciones recomendadas en un solo vaso.


CAMBIANDO RUTINAS

Nuestra vida diaria cada vez es más sedentaria. Pasamos horas sentados en la oficina, en el sofá o en el coche, no encontramos el momento adecuado, bien por tiempo o bien por pereza, para realizar una actividad física continua.


Imagen: www.nike.com

Pero estamos convencidas de que podemos conseguir, modificando pequeñas rutinas, en elevar nuestra actividad sin demasiado esfuerzo.

Te dejamos algunos trucos:

. Aparca el coche un poco más lejos de tu destino, aunque tengas sitio en la misma puerta, así te obligarás a caminar tanto a la ida como a la vuelta. Si esto lo realizas dos o tres vece al día, son unos cuantos pasos más que antes!

. Sube y baja las escaleras siempre que puedas, las de casa, las de la oficina, las del centro comercial, el ascensor sólo en caso súper necesario!

. Sal a caminar siempre que puedas, con media hora diaria a buen ritmo es suficiente,  es un ejercicio completísimo y seguro que en unos pocos días habrás notado una gran diferencia.

. Si te enganchas a este plan, una pulsera actividad o un simple programa cuenta pasos (hay varios que puedes descargarte gratuitamente en tu teléfono móvil) te motivarán a ir cada vez superando “marcas”.

Y con estos pequeños cambios, no sólo nos encontraremos mucho mejor sino que nuestra operación bikini será mucho más llevadera y agradecida.

¿Os animáis a cuidaros con nosotras? Nos encantaría que lo hicieseis y sobre todo que nos lo contaseis.

Vamos! A por la semana!!

@somoscookies


¿Quieres saber más sobre cómo cuidarte y recibir recetas ricas y saludables? Suscríbete a nuestra newsletter, os iremos enviando muchos trucos e información muy interesante sobre este apasionante proyecto “Yo me cuido”.

You Might Also Like

0 comentarios

Like us on Facebook

Flickr Images

Subscribe