YO ME CUIDO: RUTINAS DE PIEL

martes, mayo 02, 2017

cuidado-piel-reto-yo-me-cuido


Nuestra piel no sólo es reflejo de nuestra edad, también lo es de nuestro estado de salud, incluso de nuestro momento anímico.

Es nuestra primera barrera de protección ante cualquier agente externo, actuando como defensa natural, y por tanto, tanto por aspecto como por salud, debemos de cuidarla como un verdadero tesoro.

Dentro de nuestro reto “Yo me cuido”, queremos animaros a cuidar de nuestra piel, no sólo la del rostro, sino la de todo nuestro cuerpo. Como siempre, de forma sencilla y asequible, porque se trata de estar no sólo guapa, sino también sana.

¿Cómo podemos conseguir una piel bonita y saludable?

ANTE TODO, LIMPIEZA

Por el hecho de ser nuestra primera barrera protectora, sufre los efectos de la polución externa, no sólo la ambiental, sino la que generan maquillajes y cosméticos.



limpieza-piel-jabones-adecuados


Es fundamental limpiar la piel antes de acostarse, ya que durante la noche la regeneración celular se acelera y debemos dejarla respirar.

Dependiendo del tipo de piel que tengas y lo perezosa que seas, existen productos más adecuados para su limpieza, jabones, leches limpiadoras, agua micelar, incluso toallitas desmaquillantes.

Una vez a la semana es recomendable hacer una limpieza más profunda, utilizando algún tipo de exfoliante, mascarilla o incluso algún cepillito eléctrico, ahora bastante en auge y con una gran variedad de precios, que ayuda a limpiar la piel en mayor profundidad.

Nuestro tip: crea una rutina nocturna. Al igual que dedicas unos minutos a la higiene dantal, antes de acostarte, hazlo con tu piel. Limpia, tonifica e hidrata. Tu piel lo agradecerá y notarás los cambios en muy pocos días.

HIDRATACIÓN

Nuestra epidermis necesita hidratación, es fundamental para su bienestar.

Primordial, bebe al menos 1,5l de agua al día. La hidratación de nuestro organismo es el primer paso para tener una piel saludable. No hace falta que lo hagas de una vez, pero con algunos pequeños trucos como ir bebiendo pequeñas cantidades durante el día, lo conseguirás sin ningún esfuerzo. 

Elige un producto hidratante acorde a las características y de la edad de tu piel. Texturas ligeras y fluidas si tienes una piel joven con tendencia producir grasa, o más densa y nutritiva si tu piel es más madura y es más seca.

En cualquier caso, recomendamos un 2 pasos facilito, aplicar primero un serum y después una cremita específica.



cuidado-piel-serum


Nuestro tip: si no tienes problemas de grasa ni granitos en la piel apuesta por los aceites secos como serum. En tu farmacia puedes encontrar algunos de gran calidad y con un precio muy razonable.

PROTECCIÓN

Al ser nuestra primera barrera de defensa, necesitamos proteger la piel ante las agresiones externas, frío, contaminación y sobre todo, el sol.

El sol, ese gran amigo que nos broncea y nos deja un aspecto increíble, el que nos proporciona vitaminas y aminoácidos esenciales, también es un gran enemigo de nuestra piel.

Protección solar diaria, da igual la estación del año, si hay nubes, si nieva o si brilla radiante, el filtro UV es imprescindible.



cuidado-piel-proteccion-solar-filtro-uv


En los meses de invierno podemos optar por un factor solar más bajo, entre 15-25 SPF pero a partir de la primavera deberíamos elevarlo a 50 SPF o pantalla total.

Muchas cremas hidratantes ya contienen factor de protección, apuesta por ellas en los meses de invierno y cuando el sol empiece ser más intenso, no dudes en acabar tu rutina de hidratación aplicando un protector solar alto.

Nuestro tip: existen varias marcas en el mercado con diversas soluciones. Desde la protección solar con color, que puede sustituir al maquillaje, hasta fluidos muy ligeros para ser aplicados sobre la hidratante sin crear pesadez en la piel.

Nos encantan los “sticks” para llevar en el bolso, fáciles de aplicar en cualquier momento si has olvidado ponerte protección antes de salir de casa.

ALIMENTACIÓN

Aunque este punto daría (y así lo haremos) para un post aparte, no está de más recordar la máxima de que “Somos lo que comemos”, y por tanto nuestros hábitos nutricionales influyen, y mucho, sobre el estado de nuestra piel.



cuidado-piel-agua-frutas


Di sí a las frutas, verduras, pescados ricos en Omega 3, carnes magras, y destierra alimentos grasos, embutidos, bollería industrial y alcohol, ya que no son buenos aliados para la salud de tu piel.

Nuestro tip: además de mantener una alimentación sana y equilibrada, puedes optar por algunos complementos alimenticios ricos en colágeno, omega 3, vitaminas y minerales que ayudarán a mejor el estado de nuestra epidermis.

ADEMÁS DE LA PIEL DEL ROSTRO

Aunque nos preocupamos mucho más por la piel de nuestro rostro, la del resto del cuerpo también merece la misma atención.

Utiliza jabones con PH neutro, incluso apuesta por jabones naturales para la limpieza de tu piel.

Exfolia una vez a la semana, también necesita ser liberada de impurezas externas (polución, detergentes…etc.) e hidrata en profundidad a diario.



cuidado-piel-cuerpo-exfoliacion


Pon especial atención a las manos, necesitan mucha más nutrición que el resto de la piel, ya que sufren más agresiones que ninguna otra parte de nuestro cuerpo, mantenlas hidratadas y nutridas.

Nuestro tip: Utiliza exfoliantes corporales y e hidratantes “Bajo la ducha”, son tremendamente prácticos y evitas el momento “perezón”. En verano completa este proceso con hidratación adicional, para ello te recomendamos lociones fresquitas y fluidas, que te permitan vestirte rápidamente.


¿Quieres saber más sobre el cuidado de tu piel? Suscríbete a nuestra Newsletter y recibirás consejos prácticos, información de productos y tratamientos, y mucho más…

You Might Also Like

0 comentarios

Like us on Facebook

Flickr Images

Subscribe