EQUIPAJE INTELIGENTE

miércoles, julio 26, 2017



Tanto si estás planeando una escapada, un viaje soñado o las añoradas vacaciones familiares, seguramente una de tus pesadillas sea preparar el equipaje, y conseguir meter en tu maleta todo aquello imprescindible, asegurándote de que no echarás nada en falta.
Con esta premisa, muchas veces volcamos prácticamente el armario, sin pensar un orden lógico, en qué tipo de actividades vamos a realizar, o en las condiciones metereológicas de cada destino.
Así que, como sabemos que el bolso de Mary Poppins no existe, queremos ayudarte a organizar un poco mejor tu equipaje, optimizando espacio y no cargando con decenas de prendas que ni siquiera saldrán del armario donde las colguemos a nuestra llegada.
Antes de ponerte manos a la obra tienes que tener en cuenta una serie de factores:
DESTINO
Párate a pensar, y no es broma, en tu destino vacacional.
No es lo mismo organizar una maleta para la playa, en la que predominará ropa de baño y cómoda,  que para visitar una ciudad, o para hacer un crucero, así que elige tu vestuario y accesorios acorde con tu lugar de vacaciones.
TIEMPO DE ESTANCIA
Por supuesto que el tiempo que vayas a estar en tu destino marcará el tipo y sobre todo el volumen de tu maleta, así como si tienes o no la posibilidad de lavar y planchar ropa.
CLIMA
En algunos lugares de veraneo la temperatura puede oscilar en cuestión de horas, así que piensa en llevar prendas de abrigo por si refresca o incluso si la lluvia hace acto de presencia.
MEDIO DE TRANSPORTE
En función de si viajas en avión, tren o tu propio vehículo, el volumen de tu equipaje podrá ser mayor o menor, así que planifica con cabeza.
CÓMO HACER UNA MALETA PRÁCTICA

Haz Conjuntos: piensa en combinaciones que puedas hacer, y si puedes utilizar elementos comodín, por ejemplo, unos pantalones que combinen con dos partes de arriba y que puedas utilizar en dos ocasiones.
Juega con los accesorios, collares, pañuelos y cinturones, que ocupan muy poco espacio y pueden dar un toque totalmente diferente a un mismo outfit.

Nuestro tip: antes de comenzar a llenar la maleta coloca los conjuntos sobre la cama para que puedas visualizarlo y haz una lista de ellos para no olvidar ningún complemento.

Zapatos: elige cuidadosamente el calzado que quieras llevar, ya que ocupa bastante espacio en la maleta, y es muy fácil de simplificar. Por ejemplo, para unos días en la playa no olvides tus chanclas o cangrejeras y hazte con unas bonitas sandalias metalizadas, doradas o plateadas, que combinen perfectamente tanto con vestido como con pantalones, serán unas grandes aliadas ya que serán el comodín perfecto y aligerarán tu equipaje.

Nuestro tip: utiliza bolsitas de tela porta zapatos, prácticas y además muy bonitas.

Optimiza el espacio: coloca al fondo de la maleta las prendas con menos opciones de arrugarse (pantalones, jeans, prendas de punto… etc.), encima camisetas y camisas, y rellena huecos utilizando prendas pequeñas, por ejemplo los bikinis o ropa interior.

Nuestro tip: si tus camisas o camisetas llevan cuello, y no quedan totalmente igualadas una vez las guardas, solapa cada una en una dirección para igualar volúmenes.

Prepara un equipaje de emergencia: si viajas en avión y facturas tu maleta, lleva una bolsa de mano con, al menos, una muda y tu neceser. Así, si tienes que esperar a que la compañía aérea recupere tu equipaje, al menos tendrás ropa de cambio para una jornada más.

Nuestro tip: intenta que esa “muda” sea combinable con el vestuario que llevas en el viaje, por si la recuperación de tu maleta se ralentiza.

You Might Also Like

0 comentarios

Like us on Facebook

Flickr Images

Subscribe