¿Y QUÉ COMEMOS EN VACACIONES?

miércoles, julio 12, 2017






La temporada de verano nos permite horarios más relajados, largas jornadas de playa o piscina, y siempre el mismo quebradero de cabeza: ¿Qué hago de comida/cena?

Si en nuestro post sobre organización de menús semanales, utilizábamos el menú escolar como base para confeccionarlos, ahora tenemos que apelar a otros medios o dar rienda suelta a la imaginación.

Os damos algunas claves e ideas para que esta cuestión no sea un impedimento para disfrutar del verano.

Organiza: elabora una lista de platos ricos, que gusten a casi todos, fáciles de preparar y apropiados para esta época del año.

Simplifica: busca platos únicos pero completos,  que te permita minimizar tiempos y logística de cocinado. Platos que puedan tomarse fríos o puedan calentarse en el momento, ya que podremos dejarlos listos antes de salir de casa,  y sobre todo que si tienes que llevar a la piscina o playa, sean fáciles de transportar y de comer.

Y como ideas de elaboraciones, os damos unas cuantas ideas genéricas que luego podéis adaptar a vuestros gustos o formas de cocinar:


ÉCHALE HUEVOS

Una tortilla de patata, un quiche, unos huevos en cocotte, acompañados de una rica ensalada, son un menú completo, saludable, fácil de preparar y sobre todo puede dejarse preparado con antelación.

Nuestro tip: Tanto la Quiche, como los Huevos en cocotte, quedan ideales en presentación individual y son perfectos para que los niños nos ayuden en la preparación.





LAS ENSALADAS SON PARA EL VERANO

Una base de pasta, arroz, patata, quinoa, cous-cous, legumbres o simplemente un mézclum de hoja verde, combinado con verduras, hortalizas y proteína, desde salmón a pollo, las ensaladas admiten una gran variedad. Puedes dejarlas preparadas en un frigorífico a falta de un último toque.

Nuestro tip: aprovecha para probar nuevas combinaciones, aliños diferentes y añadir algo de fruta para darle un toque más fresquito. ¿Recuerdas nuestra receta de quinoa con granada??





EL SECRETO ESTÁ EN LA MASA

No sólo la de la pizza, que es perfecta para sacarnos de algún apuro a última hora, sino también de otras atractivas y saludables combinaciones: gallettes con pasta brisa, rellenos de queso de cabra y cebolla, o tostas de pan de centeno, semillas o espelta, cubiertas por ingredientes fresquitos y apetecibles. Por ejemplo, nuestras tostas con queso e higos.

Nuestro tip: convierte el concepto de comida rápida en alimentación saludable eligiendo bien los ingredientes y aportando siempre frutas y verduras a las elaboraciones.


AL RICO GAZPACHO

Las cremas frías son un elemento fundamental en un menú de verano. Desde el gazpacho más tradicional, al elaborado con frutas de temporada (sandía, cerezas, melón, remolacha, fresas...) Ajoblanco de almendras o una delicada y nutritiva vichysoisse, elaboraciones muy sencillas que, además, puedes dejar preparados horas antes y son fuente inagotable de nutrientes.

Nuestro tip: aprovecha el producto de temporada e innova en tus elaboraciones, te sorprenderán gratamente.




DIPS

Una cena ultra rápida que puedes convertir en una cena ultra saludable. ¿Cómo? Por ejemplo con un humus casero, en cualquiera de sus multiples versiones (clásico, calabaza, remolacha...) o un delicioso guacamole casero con unas saludables crudités como prefecto acompañante.

Nuestro tip: Además de las verduritas, prepara unos bastoncitos de pan tostado. Y para darle todavía más "consistencia" a nuestra cena, añade frutos secos y semillas. 





Así que, después de este post, concentra tus energías en disfrutar del verano, de esa jornada de playa en familia o de uno de los libros que te hemos recomendado.

You Might Also Like

0 comentarios

Like us on Facebook

Flickr Images

Subscribe