DESPUÉS DEL VERANO. YO ME CUIDO.

martes, septiembre 19, 2017



Después de unas semanas de vacaciones, en las que hemos disfrutado de muchas horas de sol, baños en el mar y en las que hemos respetado bastante poco nuestras rutinas, toca volver a la vida real y con ello conservar lo bueno y reparar los daños.

 
RETOMAR BUENOS HÁBITOS

Esos aperitivos de chiringuito, que nos han sabido a gloria en estos días, genera ingesta de alimentos ricos en grasas, exceso de azúcares y consumo más alto de alcohol del habitual, que, si bien disfrutados, una vez acabado el periodo de vacaciones conviene retomar rutinas saludables y combatir los efectos de los excesos veraniegos.

Establece un plan "detox" durante unos días. Destierra de tu dieta las grasas, el alcohol y el azúcar, incrementa el consumo de vegetales frescos y de carnes magras, así como el del pesado azul, tan bueno para regular los niveles de colesterol, siempre cocinados al horno o a la plancha.

Bebe agua, es el depurativo más natural y saludable para el organismo, y poco a poco empieza a realizar algo de ejercicio físico, camina lo que puedas, sube y baja escaleras o aprovecha los días que aún restan de piscina para nadar.

 
RUTINAS DE PIEL

Sin duda, y por mucha protección que hayamos proporcionado a nuestra piel, inevitablemente ha sido agredida. Y aunque el sol y nos han proporcionado un tono precioso, toca empezar a cuidar de ella.

Exfolia, hidrata y nutre, tres pasos sencillos que, además de mantener ese bronceado tan divino, renovarán tu epidermis, calmando los efectos nocivos de los rayos UV y de una alimentación mucho menos saludable de lo habitual.




¿QUÉ PASA CON MI PELO?

El cabello es el gran damnificado de las vacaciones estivales. El sol, la sal, y la gran cantidad de cal que suelen tener las aguas potables de las zonas de costa, convierten nuestra melena en una especie de ser salvaje, indomable y enmarañado, seco y sin luz, y en el caso de las rubias puede hasta haber tomado tonos verdosos por el efecto del cloro de las piscinas, así que un SOS capilar es fundamental.

Analiza el problema, un corte estiloso siempre es una buena solución, además de ser muy saludable, deshacernos de esas puntas abiertas y quebradizas puede ser un auténtico alivio.



 
Nutre el cabello, te recomendamos que elijas productos profesionales para hacerlo, seguramente tu estilista habitual pueda aconsejarte cuales son los más apropiados para tu caso, bien aplicables en salón o en tu propia casa.

Si vas a realizarte alguna coloración, elige tratamientos naturales, como los barros o los óleos, que son mucho más respetuosos y pueden ser unos grandes aliados en el proceso de recuperación de tu pelo.

Y como el otoño se acerca, después de las vacaciones la caída del cabello se acentúa, así que es conveniente que, a los primeros síntomas acudas a tu médico especialista y pueda recetarte algún complejo vitamínico para que la pérdida sea mucho menos agresiva.

Así que listos para afrontar un inicio de curso muy especial en plena forma.

@somoscookies

You Might Also Like

0 comentarios

Like us on Facebook

Flickr Images

Subscribe