NUESTRA NAVIDAD

miércoles, diciembre 20, 2017



La cuenta atrás ha comenzado, apenas unos días y será Navidad.

Estas dos “Cookies” comparten muchas cosas, también el amor por estas fechas. Cada una lo vive a su manera. Cada una con sus tradiciones, algunas de ellas dejan una huella tan grande que seguramente pervivan durante generaciones. Cada una con sus sueños, muchos de ellos en común. Ambas con muchísima ilusión.







En casa de Raquel este año hay árbol nuevo, más pequeñito pero natural. Está plagado de adornos especiales, algunos de ellos llenos de buenos recuerdos, como ese que compraron en New York y que lleva el nombre de la familia.




Adornos navideños traídos de varios viajes
se mezclan con algunos hechos en casa.


En el de Rocío este año hay algún adorno nuevo traído desde Londres. Lo que empezó siendo un árbol con pretensiones “Pinterest”, once años después es un auténtico soporte de recuerdos de viajes y adornos infantiles de cosecha propia.

Las dos somos vivimos intensamente estas fechas valorando verdadero sentido de la Navidad, así que nos declaramos “Fans” incondicionales del Belén.





En casa de Rocío hay dos Belenes.
Un misterio tradicional y otro para que
las niñas puedan disfrutar de él.


Rocío tiene un misterio clásico sevillano, regalo de boda de sus padres, aunque harta de temer por la integridad del Niño Jesús, de tanto entrar y salir de su cunita, decidió habilitar otro pesebre bajo el árbol, para que las pequeñas de la casa pudiesen hacer partícipes a San José, La Virgen y El Niño de sus tardes de juego.




Coronas de eucalipto caseras en el dormitorio de Raquel,
y en la mesilla un buen libro y aquella taza que trajeron de algún viaje.


En casa de Raquel un Belén de Playmóbil, de lo más molón, que ha ido creciendo durante estos años, y ya tiene mercado, casitas y hasta un río, hace las delicias de sus dos retoños.
Estas navidades también ha creado un rincón de inspiración invernal muy especial, donde las protagonistas son unas preciosas campanas de cristal.



Corona Navideña en la puerta de entrada de Rocío.
Cada año Rocío la decora de forma diferente.
Este año bayas, canela y algo de rafía. 


Nos encanta disfrutar de la Navidad en familia, y celebrar con amigos el nuevo año, pero sin duda alguna, nuestro momento favorito es el día de Reyes. Ese día nos permitimos volver a ser niñas, disfrutar de esos momentos y sintiéndonos verdaderas “Magas” repartiendo ilusión a los nuestros.



En el Hall de Raquel también hay una corona que,
como cada año, no dio tiempo a decorar.


Villancicos en inglés como banda sonora de nuestros días, salones que huelen a jengibre y a Roscón de Reyes, el sabor de un chocolate bien caliente en nuestra taza favorita, y una mezcla divina de melancolía.  

En nuestro rostro se dibuja una gran sonrisa. ES NAVIDAD

You Might Also Like

0 comentarios

Like us on Facebook

Flickr Images

Subscribe