FIN DE SEMANA EN LISBOA

jueves, febrero 22, 2018



fin-de-semana-lisboa-asamblea


Cada vez que viajamos a Lisboa nos hacemos la misma pregunta: ¿Cómo es posible que teniendo una ciudad tan maravillosa y tan cerca no vengamos más?

Si nos leéis desde hace tiempo seguro que ya conocéis nuestra historia de amor incondicional por Portugal, en concreto con esta increíble ciudad, llena de sabor y de historia, en la que nos quedaríamos a vivir sin dudarlo un momento. 

Así que, después de haberos hablado de nuestra escapada a Oporto, esta vez, nos apetecía contaros cómo sería un fin de semana perfecto en la capital portuguesa. ¿Nos acompañáis?

En esta ocasión elegimos Casas de Sao Bento como alojamiento,  unos coquetos apartamentos, llenos de estilo y detalles y con una situación inmejorable (frente a la Asamblea de la República) y que merecen un post aparte.


fin-de-semana-lisboa-casas-sao-bento



DÍA 1 (… digamos que un Sábado cualquiera)


Comenzar nuestra estancia en la ciudad desayunando en Mercearia Saloia (Rua Sao Bento , 2), no puede más que ser el presagio de un gran día un coqueto café-tienda, lleno productos locales, orgánicos, con una pequeña y preciosa floristería. Una delicia.



En la misma calle encontramos una parada del famoso Tranvía 28, que ya en sí mismo es toda una experiencia que nos lleva hasta la parte alta de Lisboa.



fin-de-semana-lisboa-mercearia-saloia

fin-de-semana-lisboa-tranvia-28

fin-de-semana-lisboa-mirador

 

Si os gustan las antigüedades y los mercadillos tanto como a nosotras, podéis pasar la mañana en la Feira da Ladra (Campo de Santa Clara), pero si os interesa más visitar esos lugares imprescindibles para el turista, un paseo hasta el decadente Barrio de Alfama o visitar el Castillo de San Jorge, incluyendo un refrigerio desde alguno de sus miradores - lo necesitarás después de un rato paseando por sus empinadas calles, ¡creenos! -, puede ser una muy buena alternativa.


fin-de-semana-lisboa-mercado-ribeira

fin-de-semana-lisboa-mercado-ribeira-foodies


Podemos "venirnos arriba" y dar un bonito paseo o tomar de nuevo el tranvía, para parar a almorzar en el  Mercado da Ribeira (Avenida 24 de Julho 50), un antiguo mercado, reconvertido en un espacio gourmet, donde podréis probar algunas exquisiteces de los mejores y más reputados chefs portugueses. No olvidéis dejar sitio para el postre y degustar uno de sus deliciosos L´Eclair para redondear la comida.


Fuerzas repuestas, nada mejor que acercarnos al famoso barrio de Chiado y perderse en sus bulliciosas calles, llenas de tiendas muy especiales, con rincones sorprendentes.



fin-de-semana-lisboa-barrio-chiado

fin-de-semana-lisboa-pequeno-jardim-flores

fin-de-semana-lisboa-a-vida-portuguesa

 

Imprescindibles: la Floristería Pequeno Jardim (Rua Garrett 61), con una de las fachadas más presentes en Instagram, quizá por la perfecta fusión entre lo tradicional y lo moderno que se respira en todas y cada una de las calles de Lisboa.

A vida Portuguesa (Rua Anchieta 11), es ya un clásico de las compras lisboetas, sus productos son pura esencia lusa, presente en decenas de objetos, en pequeño espacio absolutamente lleno de encanto. Ideal para traerte algo especial que siempre te recuerde a este viaje pero con mucho estilo.

Y si sois unos apasionados del menaje, no podéis dejar de pasaros por Ceramicas na Linha (Rua Capelo 16), una coqueta tienda de cerámicas donde casi todo se vende al peso, pero donde también podrás encontrar verdaderas joyas, como las maravillosas vajillas de Bordallo Pinheiro.

Una vez terminado nuestro paseo, seguro que con algún que otro capricho en nuestras bolsas, os sugerimos acercaros hasta el Palacio Chiado (Rua do Alecrim 70), a disfrutar de un buen cóctel y del ambiente lisboeta antes de cenar.

 


fin-de-semana-lisboa-the-decadente

fin-de-semana-lisboa-the-decadente-mesa

fin-de-semana-lisboa-the-decadente-salon


Y para una cena perfecta, nada mejor que reservar en  The Decadente (Rua São Pedro de Alcântara 81) Pintoresco, curioso, desenfadado, bullicioso, y con una comida exquisita, es el lugar perfecto para dejarse conquistar por la Lisboa más cool.
 

No está mal para un primer día…

DÍA 2 (… llamémosle Domingo)



Nada mejor que empezar el día con un buen desayuno, y si puede ser en alguno de los cafés más bonitos de Lisboa, el plan ya empieza a ser perfecto.

En la Rua Nova da Piedade tenéis varias opciones ideales: Nos encanta Tease, sus tartas y cupcakes son las mejores de la ciudad. Si eres goloso se convertirá en uno de tus imprescindibles.

 

fin-de-semana-lisboa-rua-nova-da-piedade

fin-de-semana-lisboa-copenhagen-coffee-lab



Casi enfrente tenemos Copenhagen Coffee Lab, donde lo que prima es el café exquisito y de calidad, en un ambiente nórdico y relajante.


Siguiente parada: Lx Factory (Rua Rodrigues de Faria 103). Nuestro consejo es que no hagáis más planes para esta mañana porque bien podríais pasar allí el día entero. Diseño y más diseño, espacios increíbles,  fotografía, muebles, pequeños objetos, tatuajes, papelería, ropa e incluso oficinas de co-working. Todo lo que os podáis imaginar englobado en un concepto muy especial, genuino y sobre todo, muy auténtico.


Situado en una antigua zona industrial, recuperando unas antiguas naves, está concebido como un espacio cultural  en un enclave único, con el encanto de ese sabor decadente que proporciona a Lisboa ese sabor tan especial.




fin-de-semana-lisboa-lx-factory-entrada

fin-de-semana-lisboa-lx-factory-local


fin-de-semana-lisboa-ponte-25-abril


 Después de un buen almuerzo “a la portuguesa” nada mejor que un pequeño paseo por la ribera con el objetivo de encontrar ese encuadre ideal para fotografiar el famoso Ponte 25 de Abril.

¡Y rumbo a Belem!. Monasterio de los Jerónimos, Torre de Belem y su famosa Pastelaria. La razón principal  que nos trae aquí son sus famosos Pasteis de Nata, que si ya los habéis probado comprenderéis por qué merece tanto la pena venir hasta aquí y si no lo entenderéis en cuanto disfrutéis de ellos.
 

De vuelta al centro, una visita a Embaixada Concept Store (Praça do Príncipe Real 26). Además de ser un precioso palacete reconvertido que merece la pena visitar y de sus preciosos espacios comerciales,  puedes empezar aquí la noche con un Gin Tonic en uno de los sofás de su Gin Lovers and Less, dónde también sirven cócteles sin alcohol.



fin-de-semana-lisboa-embaixada-concept-store

fin-de-semana-lisboa-embaixada-gin-lovers

fin-de-semana-lisboa-embaixada-gin-lovers-and-less


Aprovechando la visita a la zona podréis comprar uno de los mejores chocolates de la ciudad en Bettina & Niccolo Corallo (Rua da Escola Politécnica 4) lo necesitaréis para endulzarte la vuelta a casa.


Para finalizar el día y esta maravillosa escapada, de la mejor manera posible, nos dirigimos al Mirador de Santa Catalina, a disfrutar de una de las mejores vistas de la ciudad, con tantos miradores, eso no es fácil de decir.

Si el tiempo acompaña, lo ideal es sentarse en alguna de las terrazas y disfrutar con calma de un espectacular paisaje.




fin-de-semana-lisboa-edificios-amarillos
 
fin-de-semana-lisboa-pharmacia

fin-de-semana-lisboa-transept-sao-bento

 

Como colofón, cena en Pharmacia (Rua Marechal Saldanha 1). Te conquistará nada más entrar, por lo peculiar de su decoración, ya que te hace sentir en un antiguo consultorio médico aunque, eso sí, con mucho estilo. Toques retro, desde el papel pintado hasta las sillas años 50, y guiños constantes a la farmacia, en cuyo museo se ubica, como las cubiteras que son antiguos botiquines metálicos, o  sus botellas de agua que recuerdan a las de suero. Un imprescindible, sin duda.


Y como nos resistiremos a irnos sin tomarnos la última, nada mejor que pasarnos por Transept, en la Rua Sao Bento, un local cálido, donde escuchar música agradable y saborear nuestras últimas horas en Lisboa.


También puedes volver sobre tus pasos, para disfrutar de otras magníficas vistas de la ciudad en The Insolito (Rua de São Pedro de Alcântara 83)




fin-de-semana-lisboa-the-decadente-barra
 

fin-de-semana-lisboa-asambleia-republica-paseo

 
Por muchos planes que te propongamos, seguro que podrías hacer muchísimos más, igual de maravillosos, porque Lisboa necesita que vuelvas para seguir descubriendola, y tu necesitarás volver porque te habrá enamorado

You Might Also Like

0 comentarios

Like us on Facebook

Flickr Images

Subscribe