¿EL ESTILO NORDICO HA MUERTO?

miércoles, mayo 09, 2018



¿EL ESTILO NORDICO HA MUERTO?

Muchos vaticinan el final de las casas de paredes blancas, sofás Kivik y muebles Besta.
El estilo nórdico, llegó para instalarse en nuestros hogares y sin duda alguna ha marcado toda una época.

Nosotras no creemos que haya muerto, quizás nos hayamos cansado un poco de su simplicidad y es posible que, a fuerza de verlo por todas partes, nos apetezcan nuevos hitos decorativos, pero creemos firmemente que todavía podemos darle otra oportunidad, simplemente cambiando pequeños detalles para darle una nueva vida.

¿Quieres saber cómo hacerlo? 





BLANCO, GRIS… SÍ, PERO CON GRACIA

Los colores neutros son perfectos, un lienzo en blanco sobre el que poder jugar y experimentar con otros colores y texturas, y eso es lo que vamos a hacer, apostar por el color.

Cuadros, apliques, elementos totalmente diferentes que  pueden transformar esa pared, aparentemente anodina, en nuestra pared especial.

Destacar un único paño de una estancia para darle un toque mágico y cambiar completamente la atmósfera de ese espacio. Desde ladrillo visto a papel pintado.




Nuestro tip:
Nos encantan los frisos de madera. Aportan calidez y estilo sin necesidad de modificar el blanco de nuestras paredes ni restarle un ápice de luz.



VERDE QUE TE QUIERO VERDE

Todo al “Urban Jungle”, no sólo como estilo decorativo, sino prácticamente como filosofía de vida, está invadiendo nuestras carpetas de Pinterest, tanto que  hasta las “mataplantas” más expertas estamos dejándonos seducir por esta tendencia.

Y es que esa frescura que aporta la vegetación es un maridaje perfecto con el estilo nórdico.







Nuestro tip: plantas grandes o pequeñas; una, varias o muchas!!. La clave, convertir el momento de cuidarlas en un pequeño ritual.



NUESTRO REINO POR UN APLIQUE DE LATÓN

No es un secreto que somos grandes fans de IKEA, pero también de las piezas especiales, esas  un poco de estilo personal y de historia. Porque a veces lo que menos encaja es lo que hace que todo encaje, así que es momento de salir a la caza de ese mueble especial en un anticuario, mercadillo, o en un rincón de Wallapop

En este caso los arañazos y desconchones aportan personalidad y autenticidad.




Nuestro tip: el estilo Midcentury es perfecto para poner ese contrapunto especial y además es pura tendencia. Un mueble, una mesilla, una camarera o una lámpara, desde los 50´s y 60´s más nórdicos al  Stilnovo italiano. 



CLÁSICOS DE HOY Y DE SIEMPRE

Estamos absolutamente convencidas de que si el estilo nórdico más sobrio y sencillo consigue brillar con autentico esplendor, es dentro de un ambiente clásico.

Complicadas molduras de escayola, frisos en las paredes, puertas clásicas y suelos de madera antigua, chimeneas o estufas de corte rústico, y manillas de latón son el complemento perfecto.




Nuestro tip: si nada de esto es posible, siempre puedes optar por una alfombra oriental, o una lámpara de araña. Comprobarás como en este caso más es más.





TEXTURAS, TEJIDOS, TERCIOPELOS Y MÁS MADERA

Las telas con texturas especiales aportan una calidez maravillosa, al igual que la madera y el cuero. 

Las vetas, el color natural, tejidos como el lino y sus arrugas o el terciopelo con su toque entre chic y decadente, contribuyen a crear estancias que destilan sensación de hogar por los cuatro costados.






Nuestro tip: opta siempre por madera protegida con ceras y barnices que no oculten la personalidad. 
El cuero, cuanto más envejecido, mejor. Y si te decides por tejidos naturales como el lino, mejor elegir colores neutros o fríos, mientras que si lo haces por el terciopelo, sé creativa y atrévete con el color mostaza, el verde esmeralda o azul “pato”.


Reinventar nuestros espacios nórdicos y convertirlos en algo único es mucho más sencillo de lo que parece.

Nosotras le auguramos ¡Larga vida al nórdico!

@somoscookies

You Might Also Like

0 comentarios

Like us on Facebook

Flickr Images

Subscribe